jueves, 26 de julio de 2018

II MUESTRA DE CINE Y RADIO COMUNITARIA EN MESOAMERICA

Con la firme convicción de que la comunicación indígena es un derecho que  también debemos ejercer como pueblos originarios y convencidos que los medios de comunicación son una herramienta que utilizamos para preservar nuestra memoria histórica; conformamos en el año 2002, nuestro colectivo Ojo de Tigre/Comunicación Comunitaria, con una mirada de nosotros mismos. Buscamos transmitir el devenir cotidiano de las comunidades; nuestras dificultades para sobrevivir, nuestras demandas, nuestras luchas y logros en la defensa de nuestros derechos, entre muchos otros temas.


Consulta el programa completo en: OjoDeTigre

RADIO COMUNITARIA JOWA Y LA RECONSTRUCCIÓN DE SAN MATEO DEL MAR

Texto: María Alvarez Malvido

A nueve meses del sismo de 8.2 grados que sacudió San Mateo del Mar, los padres de familia del Bachillerato Comunitario Ikoots colocan las últimas palmas que tejen el techo de una palapa en reconstrucción. La sabiduría de los abuelos revive entre sus manos y huele al fogón que las madres ya encienden para preparar el alimento de los días de tequio. Llevan semanas de trabajo comunitario para recuperar uno de los espacios afectados durante la noche del 7 de septiembre, cuando la Tierra se movió. Son días de jornadas bajo el sol intenso de la costa y la lluvia que llega para quedarse por horas: días que reviven la sabiduría de la arquitectura tradicional con material local, la fuerza de la organización comunitaria y el tequio como la posibilidad de una reconstrucción con identidad Ikoots, esa tan cercana a su Tierra y el Mar que la rodea.


Ese nosotros también se escucha hoy en el viento. Y es que durante la reconstrucción, la comunidad identificó la necesidad de contar con un medio de comunicación comunitaria. Un micrófono para hablar del proceso con su propia voz y desde su lengua, con información desde y para la comunidad, que también fuera una herramienta para hacer del desastre una oportunidad de recuperar la sabiduría Ikoots, y para replantear una reconstrucción con la resiliencia de las prácticas comunitarias tan cercanas a la Tierra y al Mar.
Así nació Radio Jowa 105.2, desde la comunidad. También con el apoyo de los lazos que se extendieron para tejer esfuerzos entre organizaciones de la sociedad civil y los artistas que hicieron de su música un llamado para apoyar a las comunidades afectadas por los sismos. A través de Amplifica, el concierto que ofreció Café Tacuba, Zoé, Kinky, Molotov y Mon Laferte el 1° de noviembre en la Ciudad de México, miles de personas colaboraron con el pago de su boleto para apoyar con lo recaudado a las organizaciones civiles que acompañan procesos de reconstrucción desde la resiliencia, la autonomía y el respeto a la identidad cultural. Entre estas organizaciones se encuentra Redes AC y Ojo de Agua Comunicación quienes hemos brindado acompañamiento en la reconstrucción los medios de comunicación comunitarios.
 Nota completa en: comunicares.org

jueves, 21 de junio de 2018

Sexualidad, radio y comunidad: lo que se debe considerar

Lucano Romero Cárcamo Teziutlán, Puebla


Cuando niña, a Laura Santiago, de piel morena y en aquel entonces con cabello trenzado, rematado con listón blanco, la maestra de sexto grado de primaria le sentenció: “Te toca ir atrás de las demás niñas, ellas abrirán el bailable”. Sin más explicaciones de su maestra, Laura Santiago no comprendía por qué en los festivales de la escuela se le asignaba el último lugar pese a que siempre obtenía calificaciones altas y era una de las mejores atletas en la clase de educación física; “como todos los días tenía que ayudar a mi mamá a ir por la masa para hacer las tortillas y después llevar la comida a mi papá, de tanto que caminaba de un lugar a otro eso me ayudó a tener más resistencia que mis compañeros para correr o cargar cosas”. Laura Santiago relata este capítulo de su infancia fuera de su casa en la Junta Auxiliar de Atoluca, perteneciente al municipio de Teziutlán, Puebla, donde ha radicado toda su vida. Actualmente dedica los fines de semana al cultivo de maíz y la cría de gallinas, mientras que de lunes a viernes labora en un taller de costura. “Fui una niña muy callada, yo no me sentía tan bien como era. Mírame: tengo los labios anchos, los ojos grandes, ya me puse más morena, mis manos están maltratadas, desde chica he trabajado”. Pero pasó de ser una niña callada a una enérgica, a veces violenta. “Había niños que me jalaban de las trenzas. Las niñas no me dejaban jugar con ellas porque decían que yo parecía niño porque no me gustaban las muñecas. No me dejé, a veces les pegaba, si no a la que le pegaban era a mí, porque llegaba a la casa llorando y mis papás me regañaban porque no sabía defenderme”. Laura Santiago tuvo que asumir lo que, desde su nacimiento, ya estaba escrito para ella: obedecer y comportarse como mujer. “A mí me gustaba subirme a los árboles, correr. Los vestidos y las faldas casi no me gustan porque tienes que andarte cuidando de que no te vean los calzones, pero no me quedó de otra más que atenerme a lo que mis papás me decían y en la escuela también”. Laura Santiago creció en un ambiente social incuestionable: las mujeres han estado esquematizadas a las labores domésticas, casarse o juntarse con su pareja, así como parir y cuidar de los hijos, no decidir por sí mismas. Actividades como servir al padre y los hermanos eran –y son- normas establecidas que las niñas, adolescentes y jóvenes solteras debían cumplir y estar preparadas para el matrimonio, situación que llega antes de rebasar los 18 años. “Ya no seguí estudiando, terminé la secundaria y con mis demás hermanos nos pusimos a ayudar a mis papás con la siembra, las gallinas. Ya cuando conocí a mi marido, habló con mis papás, o sea, fuimos novios y pues ya (Ríe). Luego me embaracé y aquí andamos, viendo a los chamacos a ver qué quieren hacer de su vida”.   

lunes, 11 de junio de 2018

Pueblos Indígenas y Acuerdos Comerciales

 Pueblos Indígenas y Acuerdos Comerciales

Una edición especial de Radio Encuentros



 
En esta edición especial de Radio Encuentros brindamos una entrevista que realizamos con representantes de países de nuestra América en el marco del Seminario Internacional “Tratados de Inversión, megaproyectos e impactos sobre los derechos de los pueblos indígenas”realizado el 25 y 26 de abril en Lima, Perú.

Este encuentro reunió a representantes indígenas y de la sociedad civil de países de América Latina, África, Asia y Oceanía. Además, contó las exposiciones de los Relatores de la ONU, Victoria Tauli-Corpuz, Relatora Especial sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, y Bastuk Tuncak, Relator Especial sobre Residuos Tóxicos. También asistieron Francisco Eguiguren, comisionado y Relator sobre los Derechos de Pueblos Indígenas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y Melako Tegegn, miembro de la Comisión Africana de Derechos Humanos.

En la presente entrevista participaron Hugo Arpasi Carpio, de la Unión Nacional de Comunidades Aymaras de Perú, Fernando López y Emanuel Gómez, ambos integrantes de la campaña “Sin maíz no hay país” de México, y Ana Llao, de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena y representante de las comunidades mapuches de Chile.

Entrevistados: Hugo Arpasi Carpio, Fernando López, Emanuel Gómez, Ana Llao.

Producción: Rafael Ponte/Servindi & Paulina Acevedo/Observatorio Ciudadano de Chile

Fotos: Jonathan Hurtado /Servindi

Fuente: Radio Encuentros

viernes, 25 de mayo de 2018

Notimia la agencia de noticias de mujeres indígenas

Fuente: Notimex



A un año de surgir con el objetivo de visibilizar los problemas de los pueblos originarios, la Agencia de Noticias de Mujeres Indígenas y Afrodescendientes (Notimia) busca su consolidación y convertirse en referencia para otros medios de comunicación.

La coordinadora general de Notimia, Guadalupe Martínez, dijo a Notimex que la iniciativa surgió durante encuentros sobre comunicación organizados por la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, formada por unas 300 comunicadoras de la región.

“Lo que vimos (en eso foros) es que las mujeres indígenas al escribir solo trabajan para el medio que quiere una nota, pero no una nota relativa a mujeres indígenas; no hay muchas mujeres participando de esta manera”, explicó la dirigente del colectivo, integrado por una docena de mujeres.

Martínez explicó que “de cada cinco comunicadores en el mundo uno es mujer, entonces, sí, las posibilidades no son tantas para las indígenas”.

Con la agencia “queremos que se visibilicen las historias de las mujeres indígenas y no ser la historia de una vez”, dijo la coordinadora general de Notimia.

Su primera participación como medio lo tuvieron como participantes en abril del año pasado -a días de su creación- en el Foro Permanente de Naciones Unidas Sobre Asuntos Indígenas y lograron que se abriera y se les encargara un espacio de prensa dedicado a las etnias.

Aunque disponen de una oficina en un departamento en la capital mexicana, las mujeres colaboran desde sus casas, algunas en varios estados del país, e incluso desde el extranjero para alimentar la página en internet www.notimia.com y un perfil en la red social Facebook.

“Hay muchas compañeras interesadas en mandar su información para que se transmita y nosotros intentamos ser un medio abierto para que ellas puedan escribir en nuestra página”, dijo Martínez.

Para la página en internet “entre todas juntamos dinero”, explicó al revelar que son escasos los recursos para la existencia de la agencia por lo que no pueden pagar periodistas, aunque poco a poco han avanzado al grado de contar con un plan de negocios. Al principio, recordó, “no teníamos idea” de cómo se hace una agencia.

Notimia se nutre de información que les proporciona la red de la Alianza de Mujeres Indígenas, que a la vez replica la información que se publica en Notimia y en su perfil de Facebook, indicó la encargada de redes de la agencia, Yalina Ruíz, de origen zapoteco.

“La mayoría de la gente no sabe que hay mujeres que están luchando por su tierra y el territorio, por el agua, por la lengua y esa es la labor que hacemos y esas redes son las que replican nuestra información”, planteó Ruíz.

Además, agregó que una de las aspiraciones de la agencia es ser un medio de referencia para otros medios de comunicación tanto en México como en el extranjero.

La encargada de logística, la poeta mixteca Celerina Sánchez, planteó por su parte que para allegarse fondos realizan venta de libros o recitales, pero recurren más a sus propios recursos para sostener la agencia o buscan proyectos de organizaciones internacionales que apoyan este tipo de iniciativas.

Por lo pronto ya se registraron como asociación ante las autoridades, porque -según explicaron- “necesitas tener esa instancia jurídica para poder acceder a ciertos proyectos incluso a nivel mundial”.

“La perspectiva (de Notimia) es muy grande, lograr consolidarnos como agencia, empoderarnos como agencia (…) el gran reto es lograr la agencia fuerte, que tenga recursos propios, porque eso nos permitiría trabajar con más noticias, con más compañeras”, expreso Sánchez.

Nota